top of page
Buscar
  • Foto del escritorWeAre1

La crisis de COVID-19 ha empujado a los traficantes de niños en línea y fuera de la vista, dice Save

Save the Children afirmó que la pandemia de COVID-19 ha empujado a los traficantes de niños a vivir en casa y en línea en Europa, lo que dificulta rastrear a las bandas criminales que obligan a sus víctimas a la prostitución, el contrabando de drogas o el trabajo forzoso.

La 11.ª edición del informe Little Invisible Slaves de Save the Children, que se centra en los niños víctimas de la trata, descubrió que la crisis del COVID-19 había hecho que las víctimas fueran menos visibles y rastreables a medida que las redes criminales desplazaron su trabajo fuera de las calles.

Los niños y adolescentes corrían un riesgo particular de convertirse en víctimas del tráfico electrónico debido a una combinación de pobreza, el cierre de escuelas y el aumento del tiempo que pasaban en línea.

El informe encontró que el oeste y el sur de Europa tenían el mayor número de casos confirmados de trata de niños a nivel mundial, con 4.168 niños víctimas.

En Italia, alrededor del 5 % de los 2040 casos de trata que se registraron en 2020 involucraron a un niño, mientras que alrededor del 80 % de todos los casos involucraron a mujeres y niñas. La mayoría de los informes de víctimas infantiles involucraron explotación sexual en relación con adolescentes de Túnez (27,5%), seguidos de Costa de Marfil, Guinea y Egipto.

Particularmente preocupante fue el aumento de mujeres traficadas con niños devueltas a Italia desde otros países de la UE en virtud del Reglamento de Dublín, que otorga poderes para transferir refugiados y migrantes de regreso a la nación de la UE a la que llegaron, dijo Save the Children. El número de casos que involucran familias aumentó al 12% el año pasado desde el 6% en 2016 con la mayoría de las mujeres de Nigeria.

Las niñas y los niños, a veces nacidos de abusos, son testigos de la violencia contra sus madres, a menudo jóvenes, y pueden correr el riesgo de sufrir violencia o ser utilizados en chantajes para mantener a sus madres bajo control. Actualmente, el sistema de protección italiano apoya a unas 190 mujeres con 226 hijos.

La directora del programa Save the Children's Europe en Italia, Raffaela Milano, dijo: "Estos son a menudo hijos de niñas solteras que han sido engañadas, vendidas, secuestradas y que han sufrido torturas y violaciones en su camino a Europa. Los niños a menudo también son prisioneros. , junto con sus madres. Están atrapadas en un ciclo de violencia, chantaje y abuso que debe romperse a toda costa. Es vital fortalecer y apoyar los servicios para ayudar a estas mujeres a escapar y garantizar la salud, la educación, la protección y la inclusión de sus niños."

A nivel mundial, más de una de cada tres víctimas confirmadas de trata (34%) son niños, en su mayoría niñas, un porcentaje que se ha más que triplicado en los últimos 15 años. En algunas regiones de bajos ingresos, alrededor de la mitad de las víctimas son niños. Las niñas son traficadas principalmente con fines de explotación sexual (72 %), mientras que los niños son principalmente traficados para trabajar (66 %).

El informe de Save the Children Pequeños esclavos invisibles – Salir de las sombras: las vidas suspendidas de los niños nacidos de víctimas de la explotación, publicado en vísperas del Día Mundial contra la Trata de Personas, analizó la situación de niñas, niños, jóvenes víctimas o potenciales víctimas de la trata y la explotación en Italia, en Europa y en todo el mundo.

Save the Children dijo que lo más probable es que las cifras sean solo la punta del iceberg, ya que solo muestran casos registrados y el mercado del tráfico puede estar cambiando, pero no muestra signos de disminución.

Incluso antes de la pandemia de COVID-19, había 50 000 víctimas confirmadas de trata de personas en 2018 en todo el mundo, un número que probablemente haya aumentado debido a la crisis de COVID que ha empujado a 142 millones de niños y adolescentes a la pobreza en 2020. .

En el punto álgido de la pandemia, unos 1600 millones de niños no iban a la escuela, lo que aumentaba el riesgo de que fueran víctimas de trata o explotación sexual, matrimonios forzados o embarazos precoces.

Según Europol, la tecnología ha ampliado la capacidad de las redes criminales, tanto en los países de origen como en los de tránsito y destino. A través de la tecnología, pueden usar comunicaciones encriptadas, evitar la interacción directa con las víctimas reclutadas, evitar encontrarse con la policía y tener acceso a aplicaciones basadas en GPS.

Save the Children dijo que no había suficiente compromiso por parte de los gobiernos para monitorear, prevenir y combatir el tráfico de niños.

La Sra. Milano explicó: "La pandemia ha dificultado el contacto directo de las organizaciones contra la trata con víctimas o víctimas potenciales, lo que, además de la vulnerabilidad económica general, ha aumentado el riesgo de trata para un gran número de víctimas jóvenes. Las limitaciones causadas por la pandemia se han transformado en oportunidades por parte de los traficantes, quienes están utilizando tecnologías y recursos de la red en línea para consolidar su terrible sistema de trata de personas”.

Save the Children ejecuta varios programas para y con las víctimas de la trata en Italia.

La organización dijo que es vital fortalecer la colaboración entre todos los involucrados, desde las fuerzas policiales hasta los proveedores de servicios en línea y las ONG, y responder adecuadamente al crecimiento de la explotación en línea.





0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page